LA GRAN CORTE DE CONDORITO

Libro con los notables pobladores de Pelotillehue.

Los personajes que acompañan a Condorito en sus aventuras cómicas son casi cuarenta. Unos aparecen más que otros, algunos son casi tan antiguos como el personaje principal -nacido a fines de la década de 1940- mientras que otros se añadieron en las últimas décadas.

Entre los más recientes están varios hijos de los famosos personajes. Eso sí, los dos niños de mayor antigüedad son sobrinos y no hijos: Coné (pariente de Condorito) y Yuyito (sobrina de Yayita). Genito y Huevito les siguieron, siendo Fonolita, Chacalín, Pepito, Fonolita y Maxito algunos de los niños de más reciente aparición por las calles de Pelotillehue. Por sus nombres se puede deducir quiénes son sus famosos padres.

Bautizo de Coné por el Padre Venancio (1967).

Los personajes femeninos solamente llegan a media docena, siendo Yayita y su mamá Tremebunda los más famosos. La mencionada Yuyito acompaña mucho a Coné en sus iniciativas, mientras que las esposas de Garganta de Lata y Ungenio González son las cónyuges más famosas, aunque por detrás de la mentada doña Treme. Misiá Petita, lavandera, no aparece demasiado, pero es muy antigua.

La suegra potencial.

Hay dos personajes extranjeros: Che Copete, un clásico de Argentina, y Titicaco, el amigo boliviano que empezó a mostrarse por la década de 1970 en las páginas de la revista.

Huevoduro, Cabellos de Ángel, Comegato, Fonola y quien escribe esto (Chuleta) están entre los más clásicos amigos de Condorito, aunque ninguno tiene un estilo de personalidad o rasgos del carácter particulares. A diferencia del muy pesadito Pepe Cortisona, el ultra avaro Máximo Tacaño, el poco listo Ungenio, el cleptómano (amigo de lo ajeno) Chacalito y el dipsómano (sediento) Garganta de Lata. También están el nada amable “suegro” don Cuasimodo y el piadoso Padre Venancio, sin olvidar a otras dos grandes personas: el buen amigo Tomate y el educado y casi formal don Chuma, que apoya a su compadre Condorito desde siempre.

Primeras apariciones del loro atrevido.

Tres mascotas acompañan al personaje principal. El celebérrimo perro Washington, tan antiguo que ya supera por mucho los sesenta años, el hablador, también veterano y a veces irrespetuoso loro Matías y el no tan recurrente caballo Mandíbula, reservado para algunos chistes de ambientación rural.

Compartir:
Comentarios ( 0 )

    Deja un comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *