Espero que te rías mucho con “Gallina” con el chiste que elegí para ti.

Compartir:

¡PLOP!

El ¡PLOP! que sirve de remate a la mayoría de los chistes de Condorito es uno de los contenidos de este cómic más reconocidos por sus lectores. Se ha popularizado tanto que es común escuchar a alguien diciendo que “quedó” o “hizo” ¡PLOP! al presenciar algo que le pareció bastante sorprendente o ridículo.

Un ¡PLOP! silencioso.

Este final, con uno o más personajes yéndose de espalda, es un recurso cómico muy antiguo en las aventuras de Condorito y sus amigos. Pero en varios de los primerísimos chistes no había un ¡PLOP! y no pocos chistes terminaban simplemente con un personaje con rostro de sorpresa, enojo o risita forzada.

¡Plop!

Exigencia final.

También en algunos chistes aparecían los pies de alguien cayendo hacia atrás, pero sin este particular “sonido” que acompaña la  caída. Últimamente, se busca que ojalá todos los chistes terminen con un sonoro ¡PLOP! Cualquier personaje puede hacer saltar a los demás, solo basta que sea un disparate lo que diga o haga.

Sin embargo, no siempre es posible incluirlo, pues el contenido de algunos chistes y especialmente su remate no son compatibles con un personaje saltando sorprendido.

¡Plop!

Una viñeta, ningún ¡PLOP!

Entre los finales alternativos más recurrentes está la exclamación “¡Exijo una explicación!” que es tan antigua como el mismísimo ¡PLOP!  Pero a diferencia de este último recurso, la  exigencia de una explicación siempre sale de la boca de Condorito, después de ser maltratado por alguna metida de pata. Es decir, el plumífero no se ha dado cuenta de su desatino y pide le expliquen la, a menudo, brusca reacción de su interlocutor.

Cabe destacar que en los chistes que contienen solo una viñeta o cuadro nunca aparece el ¡PLOP! y ahí se recurre a mostrar a los personajes con caras de sorprendidos frente a la situación estrafalaria que constituye el chiste.

Compartir:

LA GRAN CORTE DE CONDORITO

Libro con los notables pobladores de Pelotillehue.

Los personajes que acompañan a Condorito en sus aventuras cómicas son casi cuarenta. Unos aparecen más que otros, algunos son casi tan antiguos como el personaje principal -nacido a fines de la década de 1940- mientras que otros se añadieron en las últimas décadas.

Entre los más recientes están varios hijos de los famosos personajes. Eso sí, los dos niños de mayor antigüedad son sobrinos y no hijos: Coné (pariente de Condorito) y Yuyito (sobrina de Yayita). Genito y Huevito les siguieron, siendo Fonolita, Chacalín, Pepito, Fonolita y Maxito algunos de los niños de más reciente aparición por las calles de Pelotillehue. Por sus nombres se puede deducir quiénes son sus famosos padres.

Bautizo de Coné por el Padre Venancio (1967).

Los personajes femeninos solamente llegan a media docena, siendo Yayita y su mamá Tremebunda los más famosos. La mencionada Yuyito acompaña mucho a Coné en sus iniciativas, mientras que las esposas de Garganta de Lata y Ungenio González son las cónyuges más famosas, aunque por detrás de la mentada doña Treme. Misiá Petita, lavandera, no aparece demasiado, pero es muy antigua.

La suegra potencial.

Hay dos personajes extranjeros: Che Copete, un clásico de Argentina, y Titicaco, el amigo boliviano que empezó a mostrarse por la década de 1970 en las páginas de la revista.

Huevoduro, Cabellos de Ángel, Comegato, Fonola y quien escribe esto (Chuleta) están entre los más clásicos amigos de Condorito, aunque ninguno tiene un estilo de personalidad o rasgos del carácter particulares. A diferencia del muy pesadito Pepe Cortisona, el ultra avaro Máximo Tacaño, el poco listo Ungenio, el cleptómano (amigo de lo ajeno) Chacalito y el dipsómano (sediento) Garganta de Lata. También están el nada amable “suegro” don Cuasimodo y el piadoso Padre Venancio, sin olvidar a otras dos grandes personas: el buen amigo Tomate y el educado y casi formal don Chuma, que apoya a su compadre Condorito desde siempre.

Primeras apariciones del loro atrevido.

Tres mascotas acompañan al personaje principal. El celebérrimo perro Washington, tan antiguo que ya supera por mucho los sesenta años, el hablador, también veterano y a veces irrespetuoso loro Matías y el no tan recurrente caballo Mandíbula, reservado para algunos chistes de ambientación rural.

Compartir:

CONDORITO EN DIBUJOS ANIMADOS

Imagen del libro sobre Condorito La Película.

Un fotograma de “Condorito La Película” presentado como una viñeta en el libro del mismo título publicado por Origo Ediciones.

De acuerdo a la versión más repetida, Condorito nació por el deseo del dibujante René Ríos Boettiger de hacer un personaje cómico muy chileno, que presentara a su país de mejor manera que como se había hecho en una película de Walt Disney llamada “Saludos Amigos”.

Condorito surgió a la vida pública en 1949, pero siempre ligado al humor gráfico para revistas, es decir, su ámbito de acción era el papel y la tinta.

Fue recién a poco andar la década de 1980 que Condorito y sus amigos adquirieron movimiento a través de cortos animados hechos para uno de los principales canales de la televisión chilena. Enrique Bustamante, que con su  productora Grafilms ya realizaba alguna animación para el Canal 13 de Santiago, recibió la misión de animar a los personajes de Pelotillehue en mini-capítulos que no llegaban al minuto de duración. Lee mas

Compartir:

Vecinos Ilustres: UNGENIO GONZÁLEZ

Ungenio González, personaje de Condorito.

Ungenio revisa sus apariciones en la revista “Condorito”.

En el número 27 de la Avenida Einstein, al oriente de Pelotillehue, se encuentra la casa de uno de los más conocidos y queridos personajes de la ciudad: Ungenio González.

“El Hocicón” en línea llegó puntual a la cita, para compartir la conversación y un té con Ungenio. También unos “porotitos con riendas” (frijoles con fideos) preparados por su diligente esposa.

– He estado trabajando en una serie de inventos para mejorar la calidad de vida de los pelotillehuenses y de la humanidad en general- explica el dueño de casa.

– ¿Qué ha pasado con esas creaciones?- preguntamos.

– Se destruyeron. Hace un mes explotó mi taller y salió todo volando. Yo terminé arriba del peral que tengo en el patio.

Persona agradable Ungenio;  ingenuo, a veces: “No sé por qué todos terminan yéndose de espalda al son del ¡PLOP! cuando hablan conmigo.  Quizás no entienden mis planteamientos, a lo mejor les sorprenden mis postulados.”Lee mas

Compartir:

Navidad en Pelotillehue

Con mucho amor y felicidad se vivió esta Nochebuena en los hogares de nuestra ciudad. Y este día 25 se pueden observar los lugares públicos llenos de vecinos compartiendo y niños estrenado sus juguetes.

“El Hocicón” captó las impresiones de algunos pobladores y queremos compartirlas con los lectores.

Condorito: “Nos juntamos a comer en la casa de los padres de mi novia Yayita. Doña Treme iba a cantar villancicos, pero por suerte don Cuasimodo empezó a contar unos chistes que, aunque malos, fueron retrasando el canturreo de mi suegrita, hasta que llegó Santa Claus.”

Coné: “Santa Claus me trajo el disfraz de superhéroe que le pedí, aunque sospecho que él también andaba disfrazado.”

Yayita: “Condorito me regaló un anillo de compromiso. Lo encontré más bonito que todos los que me ha venido regalando desde hace un montón de años.”

Don Chuma: “Como soy carpintero, le pedí a Santa Claus un nuevo serrucho de regalo. Lo voy a estrenar en algunos días más haciendo leña con el árbol navideño.”

Garganta de Lata: “Solo pedí salud, ¿me entiende usted? Choque de vasos y ¡salud!”

Chacalito: “En la cárcel me permitieron una salida por Navidad. Así que ahora ya voy de vuelta antes de que me declaren desertor del calabozo.”

Comegato: “Anoche debí cambiar mi nombre por el de Comepavo… ¡Me devoré uno y medio yo solito!”

Comegatito: “¡Y yo debí llamarme Comepastel!”

Ungenio González: “Mi mujer me regaló un teléfono celular y lo primero que hice fue llamarla a ella misma, que estaba a mi lado, para decirle ‘te quiero’.”

Compartir:

Preparativos Navideños en Pelotillehue

Ya se vive el ambiente navideño en Pelotillehue. Locales comerciales abiertos hasta la medianoche, vecinos comprando regalos, la mayoría un poco apurados, son parte del paisaje urbano.

– Tuve que esperar hasta hoy (ayer) para que me pagaran unos trabajos de pintura y tener dinero con qué comprar los regalos- nos comenta Ungenio González-. Mi hijo Genito pasó a segundo básico en la escuela y prometí regalarle un teléfono inteligente, para ver si se le contagian las capacidades intelectuales del artefacto.

Por su lado, la conocida vecina, doña Tremebunda, menciona lo importante de celebrar estas fechas, mientras va saliendo de un cajero automático del Pelotillehue Bank: “Tengo que comprarme un vestido verde, una cartera verde y unos zapatos verdes, que hagan juego con el árbol navideño.”

Obviamente, los niños son los más felices con la próxima llegada de esta bonita festividad. A la entrada de la sucursal local de la gran tienda “Almacenes Buenas Peras”, Yuyito, Coné y Huevito conversan con un Santa Claus, que se parece mucho a Comegato con barba postiza.

– Le pedí a Papá Noel una muñeca que hable, pero que no hable tonterías como la que me trajo el año pasado- comenta Yuyito.

– Santa Claus me dijo  que debía portarme bien, así que le estoy pidiendo el disfraz de un superhéroe para combatir el mal- dice entusiasmado Coné, el simpático sobrino de Condorito.

– Yo le pedí que haya paz en el mundo, y que también me traiga una bicicleta para dejar en paz a mis papás- dice Huevito.

“El Hocicón” espera que todos sus lectores pasen una excelente Navidad.

Compartir:

Cómo es que Disney aparece en la biografía de Condorito

El más mencionado motivo que llevó a la creación del célebre y  perdurable personaje del cómic en español fue el disgusto de su autor, el dibujante René Ríos, con algunas producciones de Disney.

comic condorito

Condorito ha llegado recientemente hasta Norteamérica.

Según cuenta la historia, la gran empresa estadounidense de dibujos animados Walt Disney Productions deambulaba entre la gloria y las complicaciones a principios de la década de 1940. La parte positiva estaba representada por los grandes logros artísticos y económicos que habían significado sus largometrajes “Blancanieves y los siete enanitos” (1937) y “Dumbo” (1941). Mientras que “Pinocho” (1940) y “Fantasía” (1940), también muy celebradas,  no  lograron los ingresos esperados.

La Segunda Guerra Mundial complicó la distribución de algunos de estos filmes en Europa y varios animadores de Disney fueron seleccionados para producir cortos propagandísticos en favor de las fuerzas aliadas. Para peor, en 1941 casi la mitad de los empleados del estudio entraron en huelga por demandas económicas y otros reconocimientos.

Fue aquel mismo año 1941 que el jefe Walt Disney partió de gira por Sudamérica con casi veinte de sus fieles colaboradores, como una especie de misión de “buena voluntad”. El gobierno estadounidense, deseoso de estrechar lazos con el sur del continente,  respaldó el viaje  encabezado por este realizador muy admirado en tantas latitudes

El objetivo de este viaje era producir algunos cortos animados basados en las culturas de los países suramericanos: Perú, Chile, Argentina y Brasil. “Todos estos artistas, dibujantes, escritores y músicos de los Estudios Walt Disney [iban] en busca de nuevos panoramas, nueva música, nuevos bailes y, tal vez, un nuevo compañero para el Pato Donald”, se explica al comienzo de la película resultante.

Se trata de “Saludos amigos”, un filme formado por cuatro segmentos independientes que sumaban poco más de cuarenta minutos. Uno de ellos mostraba el lago Titicaca en las alturas de Perú y Bolivia; otro presentaba a Goofy como un gaucho, personaje típico de Argentina, mientras que en “Aquarela do Brasil” el famoso Pato Donald compartía con su nuevo amigo José Carioca, un loro local.

El segundo segmento se titulaba “Pedro” y consistía en la estrambótica historia de un avioncito menor de edad que se ofrecía a reemplazar momentáneamente a su padre, un avión del servicio postal chileno, quien se encontraba resfriado. La misión del “Niño-plano”, como se le menciona en la película, consistía en ir a buscar el correo a la ciudad argentina de Mendoza, labor que implicaba superar las altas cumbres de los Andes.

Saludos Amigos, Pedro. Walt Disney

Fotograma de “Saludos amigos”, donde el avión Pedro casi choca con un cóndor.

El engendro de los dibujantes y escritores de Walt Disney se presenta en el filme como “un avioncito con una personalidad muy cinematográfica y no pocas mañas”. Hamilton Luske, jefe del departamento de animación fue el director de la historia, producto de la imaginación de Joe Grant y Dick Huemer. Lo importante es que en los más de diez minutos del segmento, el mañoso Pedro cumple su misión, pese a los serios riesgos que enfrentó por las condiciones climáticas en medio de las montañas.

Disney conoce al creador de Condorito

Lee mas

Compartir:

Debate de candidatos a la alcaldía de Pelotillehue

El lunes pasado se desarrolló a través de las ondas de radio La Cotorra AM un debate entre los candidatos a alcalde de Pelotillehue, importante actividad patrocinada por “EL HOCICÓN”.

Estuvieron presentes el candidato independiente, don Tomate, el candidato neutro, don Cuasimodo Vinagre, y el candidato autosuficiente, Pepe Cortisona.

El único momento rescatable del debate ocurrió cuando el director propietario de nuestro diario, don Máximo Tacaño, preguntó a los candidatos acerca de sus propuestas para incentivar el desarrollo económico de Pelotillehue.

– Tengo el plan del huerto casero, para que cada familia cultive legumbres y verduras y la ciudad se transforme en una potencia alimentaria en esos productos. Incluso plantaremos legumbres en las plazas y parques- planteó don Tomate.

– He diseñado una estrategia inspirada en mi esposa Tremebunda, que consiste en que todos compremos compulsivamente para robustecer el comercio local- apuntó don Cuasimodo.

– Me parece que lo importante es fortalecer la industria cinematográfica local, dado el interés de la comunidad internacional por ver una recientemente estrenada película donde aparecemos nosotros. Durante mi mandato filmaríamos “El Pajarraco 1”, “El Pajarraco 2” y “El Pajarraco 3”.

El resto del tiempo los candidatos se dedicaron a criticar la actual administración del edil Quezada, quien incluso fue mencionado como “El Roto” (el maleducado). “No es posible que el señor Roto Quezada haya negado fondos para la creación de la Asociación de Gente Fina que iba a presidir mi esposa”, dijo el candidato Vinagre. “Quizás a él le conviene tener un pueblo lleno de rotos”, remató.

 

Compartir:

Turismo en la ciudad de Pelotillehue

Algunos lugares recomendables para quienes nos visiten. En esta época el clima es maravilloso en Pelotillehue.

Gran Hotel Dos Se van, Tres Llegan

Ubicado en Avenida Los Pajarracos, ofrece el mejor alojamiento en mi pueblo, aunque tiene solo una estrella. En las noches despejadas se pueden ver todas las estrellas, por unas ranuras en el techo. Se aceptan dólares, siempre que estén nuevecitos. Habitaciones con baño privado o con bacinica (orinal) y una gran piscina. Aquí han alojado destacados personajes en su paso por Pelotillehue, como Che Copete, Titicaco y otros menos notables, como el Roto Quezada, cuando se le cayó la casa.

Bar El Tufo

Si el turista desea un acercamiento más popular a la cultura de Pelotillehue, no debe dejar de pasar por el mítico Bar El Tufo, que está en funciones desde la década de 1950, en la misma dirección: calle El tropezón 15. Existe una amplia variedad de bebidas más o menos espirituosas. Recomiendo probar una botellita de la marca “Tres Tiritones”, mezclada en proporciones iguales con el refresco “Pin”. El sempiterno cliente, Garganta de Lata, le puede dar la lata contándole la historia de este noble rincón del pueblo.

Edificio de la Sociedad Periodística “El Hocicón”

Nuestro prestigioso diario, “El Hocicón”, ha estado informando sobre la actualidad de Pelotillehue, casi desde los orígenes de esta localidad. Su lema es “Diario pobre, pero honrado”. En su pequeño hall de acceso se montan regularmente valiosas exposiciones de fotografías históricas, como la fiesta de los quince años de doña Tremebunda, la inauguración del mismo bar El Tufo, el campeonato obtenido por Pelotillehue Unido en la copa regional de fútbol 1975, el bautizo de don Chuma, etc.

Compartir: